Dark-Hunter NS Official-Spanish RPG +18

09. El renacer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

09. El renacer

Mensaje por Styxx de Didymos el Jue Jun 16, 2016 10:34 pm


*Con renovadas esperanzas pero todavía negándome a asumir la felicidad por la posibilidad de que todo acabase saliendo mal, permití que Ash me destellase a su cuarto en Katoteros. La simple vista de la cuna de Sebastos me trajo recuerdos demasiado dolorosos. Ash me sacó de mis pensamientos enviando un mensaje telepático a mi mente para comprobar que podía oírle. En cuanto nos acercamos al salón del trono los atlantes se dieron cuenta de nuestra presencia*

*Ash extendió su mano hacia mí y aun dudoso de poder confiar en él la tomé para que pudiese hacernos aparecer en el salón donde los dioses atlantes nos esperaban. Archon exigió saber en seguida cual de los dos era Apóstolos, a lo que ambos contestamos afirmativamente. La ira en la cara del dios era fácilmente apreciable, su solución era matarnos a ambos, pero Apolo quién también estaba presente no estaba muy de acuerdo con la idea. Siendo una despreciable rata traicionera no podía pretender que no le traicionasen, era solo un cero a la izquierda y darse cuenta de eso le ofendía profundamente. Casi se me escapa una sonrisa al ver la cara del bastardo*

*Entonces Epithymia trató de jugar el as que guardaba en la manga: el corazón de Bathymaas, sabía que sin aquello yo no podría despertar a Bethany, Apolo debía habérselo contado pero a pesar de que mis entrañas hervían por las ganas de atacarla, la rabia me provocaba una extraña calma, a eso estaba acostumbrado, la guerra corría por mis venas y gracias a ello pude evitar reaccionar. Justo entonces una luz parpadeó, y alguien se destelló en la sala*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Katra Agrotera el Lun Jun 20, 2016 11:10 pm

Por fin pude destellarme dentro, tomando la forma de mi madre-¡Oh! -exclamé mientras los miraba- ¿Interrumpo? -Apolo sujetó mi brazo, preguntándome que hacía allí- Vengo a ver a Acheron. Ésta es la casa donde vive. Estoy autorizada para visitarla. -Enfadado Archon bramó ante la afrenta. Vi como mi padre y su hermano intercambiaban miradas, parecía que ninguno de ellos se habían dado cuenta de que era yo. Pestañeando, dedico al antiguo atlante una mirada inocente- ¿No ¿Entonces por qué estás sentado sobre su trono? Ese no es tuyo, para que lo sepas. Yo estaba con Acheron cuando él lo escogió y lo trajo aquí -Archon, enfadado pregunta a Apolo por mi visita, pero enseguida me pongo rígida cuando escucho a Leto delatarme. "Mierda, me han decubierto" pienso- "¿Enserio Katra? Estoy tan depepcionada de ti. Pero eso está bien" -Dice mirando a Archon- "No necesitamos a los gemelos ahora. Katra es hija de Artemisa y Acheron, ella es del linaje directo de la Destructora y es realmente más fuerte que sus padres" -Me agarró y sin darme cuenta, sujetó una daga contra mi cuello- "Así que, Acheron, ¿a quién matamos? ¿a ti o a tu hija?" -Antes de que pudiera pestañear, una carga explosiva sónica atravesó el salón. Mi madre apareció instantáneamente, atrayéndome hacia la seguridad-

_________________
avatar
Katra Agrotera

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Las Vegas, NV

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Artemisa el Jue Jun 23, 2016 12:18 am

A Artemisa le había llegado lo que estaba pasando en el palacio atlante pero nunca se imaginó lo que se encontraría allí al cruzar la puerta del gran salón en el que se encontraban congregados todos los dioses con Acheron y Styxx pero... ¡Qué demonios! ¿Qué hacía Katra amenazada por su propia progenitora?

Con una maldición entró en el salón creando una gran carga explosiva sónica tumbando a todos los presentes y trayendo a su hija hacia ella mirando con toda la rabia que mantenía ahora su corazón hacia su madre.

- ¿Cómo te atreves a amenazar a mi bebé? -gritó fuera de control lanzándose contra Leto dispuesta a matarla sin importar que fuera quien la había dado la vida. Su única prioridad ahora mismo era defender a su hija y enmendar todos los siglos que no lo había hecho. Cuando Katra tiró de ella para separarla de la lucha no era capaz de dejar la rabia a un lado pero aquella distracción había permitido a Ash tomar el mando de la situación.

_________________
avatar
Artemisa

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Monte Olimpo

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Acheron Parthenopaeus el Jue Jun 23, 2016 2:56 pm

*Aproveché el revuelo que había producido la repentina entrada de Artemisa en escena para arrancarle la ampolla de las manos a Leto y se la pasé a Styxx. Entonces comenzamos a atacar a los atlantes que teníamos más cerca, pero cuanto más peleábamos más nos debilitábamos. Los dioses del mismo panteón absorbían su poder de la misma fuente por lo tanto cuanto más usábamos unos contra otros más nos debilitábamos*

*Escuché a Styxx dar un aviso a Katra que estaba a punto de ser atacada por la espalda por Epithymia. Por suerte, los dioses pertenecientes a más de un panteón no veían sus poderes drenados, Katra era uno de ellos y además era un sifón. En apenas un par de segundos absorbió los poderes de la diosa, pero el demonio en ella comenzó a tomar el control. Styxx me gritó que la sacase de allí, que ella importaba más que él y me entregó la ampolla con el corazón de Bethany. Proyectó un mensaje claro e indiscutible en mi mente "Sálvala aunque yo no salga vivo de aquí". Titubeé durante unos segundos, no quería dejar a mi hermano pero debía llevar a Katra con Sin cuanto antes así que me destellé fuera de allí, donde los demás esperaban*

_________________
avatar
Acheron Parthenopaeus

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : New Orleans, LA

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Styxx de Didymos el Jue Jun 23, 2016 2:58 pm

*La duda en la mirada de mi hermano significaba más para mí de lo que me gustaría admitir. Cuando desapareció manifesté mi escudo usándolo para bloquear los ataques de los dioses y cubrir la salida de Ash, Katra y Artemis...*

* Finalmente me quedé solo con los atlantes, la sonrisa lasciva de Archon desconcertó a Apolo. El cabrón no esperaba que los atlantes traicionaran su pacto pero aquello era lo que ocurría cuando dormías con el diablo... Trataron de provocar una reacción en mí, recordándome lo que había pasado la anterior vez que había estado allí, pero me forcé a no reaccionar y simplemente manifesté mi espada y mi armadura, aunque tuviera los poderes prestados de Apolimia pelearía como un hombre, era lo que conocía y lo que había hecho toda mi vida*

-Vamos, perras *conocía el dolor y no le temía y esta vez no estaba dispuesto a caer sin una pelea cruel y sangrienta. Me llevaría a todos los que pudiera por delante*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Acheron Parthenopaeus el Jue Jun 23, 2016 3:00 pm

*Le entregué a Katra a Sin para que se la llevase, la había drenado pero ahora estaba debilitada y necesitaba alimentarse. Cuando desaparecieron pregunté a los demás qué les había pasado. Archon había hecho algo con el templo que impedía que cualquiera que no llevase sangre atlante o griega no pudiese entrar*

-Simi vuelve a mí. Xirena tú también. *Las dos tomaron forma de tatuaje sobre mi pecho y mi brazo, así me aseguraría de que pudiesen pasar* Mis poderes se han debilitado por la pelea, no os mentiré, va a ser feo, pero quien esté dispuesto a ayudarme a salvar a mi hermano que dé un paso adelante. *Todos lo hicieron así que concentré todo el poder que todavía tenía, me llevó unos minutos pero al final todos pudimos entrar.*

*Nada me había preparado para la visión que se extendía ante mis ojos. Todo estaba cubierto de sangre, parecía una escena de la producción de Evil Dead; algunos de los atlantes y Apolo yacían en el suelo, ensangrentados y en muy mal estado. Styxx debía haberle sacado la mierda a golpes al griego antes de que los demás pudiesen vencerlo. Dikastis se mantenía apartado de la escena, estaba impecable como si no hubiera participado en la pelea. Me acerqué a él y le pregunté dónde estaba mi hermano y que por qué no había participado. Era un dios de la justicia, no participaría en algo injusto, esa había sido su respuesta. Eso y que se habían llevado a Styxx a la arena. Por suerte decidió unirse a nosotros, claramente el dios odiaba las injusticias*

_________________
avatar
Acheron Parthenopaeus

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : New Orleans, LA

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Styxx de Didymos el Jue Jun 23, 2016 3:02 pm

*Estaba tan magullado que no sabía cómo todavía estaba consciente, estaba claro que no era rival para una docena de dioses que se habían pasado una eternidad echándose una siesta así que a pesar de mis esfuerzos habían conseguido reducirme y me habían llevado al mismo lugar donde siglos atrás me habían destruido por dentro*

*Leto se acercó riéndose con sorna y tras hacerme un corte en la mejilla llenó una ampolla con mi sangre. La diosa se burló de mí por creer que era Epithymia quien tenía el alma de Bathymaas, en realidad la tenía ella y según sus pensamientos planeaba destruirles a todos, atlantes, griegos, a todos... Mezcló la sangre con algo más y mientras murmuraba unas palabras que no llegué a entender mi cabeza comenzó a dar vueltas y entonces recordé...*

* Recordé haber sido Aricles, recordé lo que Set me había dicho, que Bathymaas había nacido de la fuente, no de una madre y que solo había descubierto el amor a través de Aricles. El amuleto de Bethany era solo una mitad de un todo, la otra mitad la tenía Leto, todo ello conformaba el corazón de Bathymaas*

*Leto juntó ambas mitades y las embadurnó con mi sangre, entonces emitió un sonido que en tiempos se usaba para invocar a un dios cuando se le ofrecía un sacrificio. Entonces un potente alarido retumbó en las paredes al tiempo que se levantaba un viento enfurecido. El espíritu vengativo de Bathymaas se acercó a mí, pero no podía hacer nada para detenerla, estaba amordazado y atado. Leto la había engañado, diciéndole que yo era Acheron y que era el responsable de la muerte de su príncipe provocando un horripilante grito en Bethany. En ese instante supe que iba a matarme y que no había nada que yo pudiera hacer para detenerla*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Acheron Parthenopaeus el Jue Jun 23, 2016 3:03 pm

*Cuando entramos en el templo me di cuenta de que era donde había confinado a Styxx cuando me había pedido que le llevase conmigo, pregunté qué era aquel lugar y como cada pregunta aquella tenía una respuesta, una que no iba a gustarme. Los recuerdos de Styxx se mezclaron con los míos, aquel lugar donde le habían torturado hacía siglos era el mismo donde yo le había dejado para pudrirse. Pero no era momento de lamentarme por mis errores, era momento de ayudar a mi hermano y esta vez me proponía no fallarle.*

*Pero cuando entramos en la arena una fuerte corriente de viento atrajo mis ojos hacia la que era la confirmación de que había vuelto a fallarle. Una imagen fantasmal se cernía sobre Styxx con una daga y antes de que pudiese hacer nada para evitarlo la enterró en el pecho de Styxx. Aquella figura habló entonces en atlante y sus palabras de odio fueron dirigidas directamente a mi madre, creía que estaba matándome a mí y que estaba cobrándose su venganza contra Apolimia *

*Ya no había vuelta atrás, Styxx estaba muerto y esta vez era definitivo. Una solitaria lágrima se deslizó por mi mejilla al tiempo que tomaba conciencia de que mi hermano, mi otra mitad ya nunca volvería a respirar. "Lo siento tanto, adelphos..." En medio de todo aquel caos otra figura etérea se manifestó en la arena, mi madre*

*Apollimi miró a Bathymaas con tristeza, aclarándole que no me había matado a mí sino a Styxx. Bathymaas no quería creerlo pero pronto los poderes que mi madre había prestado a Styxx volvieron a su dueña y Styxx recuperó su apariencia original. Leto aprovechó la confusión para intentar unir las dos partes del amuleto, pero este se rehusaba a fusionarse. Entonces hice un gesto a Urian para que se ocupase de los dioses mientras yo atendía a Styxx, pero justo cuando me acerqué la espalda de mi hermano se arqueó bruscamente y el cuchillo que tenía clavado en el pecho salió disparado. Un haz de luz salió de la herida mientras esta se sellaba y una onda expansiva nos derribaba a todos al suelo*

*Sonreí al darme cuenta de lo que había pasado, era un renacimiento chthonian. Las cadenas se destruyeron y Styxx comenzó a levitar mientras los relámpagos salían de su cuerpo en todas direcciones. Styxx no sabía como controlar sus poderes recién descubiertos y solo yo podía hacer algo para evitar que sus poderes le destruyesen y se nos llevase a todos por delante. Bathymaas trató de atacarme pero le advertí que si me mataba Styxx también moriría y eso nos destruiría a todos. Ella cambió de opinión y me despejó el camino para que pudiese ocuparme de Styxx, quien al ver que me acercaba se dispuso a pegarme pero antes de que pudiese hacerlo le abracé con fuerza*

_________________
avatar
Acheron Parthenopaeus

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : New Orleans, LA

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Dom Jul 10, 2016 7:13 pm

Al ver a Acheron frente a mí, aquel odio que sentía por él resurgió de la nada deseando simplemente venganza pero la realidad me golpeó en seguida y era simplemente que si acababa con él, también lo haria con mi adorado Styxx y eso era algo que no me podía permitir.

Solo me quedaba apartarme y dejar a Acheron que actuara, observando con atención como se tiraba sobre su hermano abrazándolo para mantenerlo en su sitio pero la fuerza que tenía él ahora mismo era más fuerte que cualquier cosa. Ni siquiera cuando tomó la apariencia de una Bethany que yo ni recordaba hizo que entrara en razón. En ese momento mil sensaciones me golpearon con fuerza devolviéndome a un pasado perdido. Fusionándose los recuerdos de Bathymaas con los de Bethany.

Entonces me vi con Styxx y Aricles, vi los intentos de los dioses por separarnos hasta que lo consiguieron y mi rabia se apoderó de mi cuerpo que empezaba a regresar a la vida. Entonces llegó el momento que yo hiciera algo por él, tenía que salvarlo.

Aparté a Acheron de un empujón divisando la rabia y el dolor en los ojos de Styxx e hice lo único que podía hacer en ese momento. Le besé con todo lo que tenía, con toda esa necesidad acuciante que me golpeó de pronto. Styxx abrió los ojos poco a poco. Él también recordó quien era, todo lo que habíamos vivido y mi nombre en sus labios sonó como música celestial.

Los dos sonreímos al volver a sentirnos, al volver estar juntos hasta que un grito desquiciado de Leto nos sacó de ese momento de paz quedándome paralizada cuando la vi abalanzarse sobre nosotros.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Styxx de Didymos el Dom Jul 10, 2016 7:27 pm

*Leto intentó atacarme por la espalda pero Acheron se interpuso y la daga impregnada con la savia del ypnsi terminó clavada en su estómago. Ash cayó de rodillas mientras llamaba a Simi que en seguida desapareció. La piel de Acheron estaba perdiendo el color y cuando me arrodillé junto a él hundió sus colmillos en mi cuello, prestándome sus poderes y pidiéndome que les patease el culo a los atlantes. Le pedí a Urian que cuidase de Ash y me puse de pie.*

*Bethany pronunció mi nombre un tanto temerosa mientras los dioses batallaban a nuestro alrededor. Tomé su mano para tranquilizarla, era justamente a ella a la única que jamás lastimaría. Entonces, Leto se abalanzó hacia nosotros daga en mano pero la intercepté y la desarmé con una simple torsión de muñeca, pero no podía golpear a una mujer. Bethany se adelantó entonces y reclamó su derecho a cobrarse una venganza de más de 11.000 años de antigüedad.*

*Mientras la dejaba ocuparse de Leto me giré hacia Archon; el muy arrogante creía que no podría derrotarle pero se olvidaba de que nunca había nacido mejor guerrero que yo y estaba a punto de demostrárselo. Uno tras otro descargué golpes de mi espada contra él, llegando incluso a rozarle. El dios comenzó a sudar y su expresión cambió por completo al darse cuenta de que no podía mantener mi ritmo. Haciendo gala de su irritante petulancia me animó a ponerle de nuevo a dormir, pero esta vez no iba a despertar. Hice el amago de ir a un lado pero cuando Archon iba a atacar di un giro hacia el lado contrario y descargué mi espada contra él, decapitándole en un único y limpio movimiento.*

*Al ver lo que había pasado todos se congelaron alrededor cuando se dieron cuenta de que yo era un chthonian, un asesino de dioses y había muy pocas cosas que pudiesen destruirme. Los dioses atlantes no eran una de esas cosas así que dejaron caer sus armas y se rindieron. Todos salvo Leto que seguía peleando con Bethany, Urian preguntó si debíamos separarlas pero antes de poder intervenir Set hizo que Leto perdiese el conocimiento diciendo que él tenía más en contra de la diosa por lo que había hecho al hermano de Bethany*

*Bethany no podía creer lo que estaba oyendo mientras le explicaba que Seth era su hermano. Ella fue a conocerle y yo aproveché para ocuparme de mi hermano que lucía gris como una piedra. Maat me aseguró que se pondría bien cuando Simi trajese el antídoto*

*Cuando Simi volvió con tres hojas del árbol de la vida que Apollimi me dijo que debía exprimir y dejar que nueve gotas cayesen en la boca de Ash. Mi hermano despertó y se quejó del sabor desagradable de las gotas. Le tendí la mano y le ayudé a levantarse, también dejé que me abrazase como un hermano por primera vez desde que éramos niños, hasta que se hizo a un lado para dejarle su lugar a Bethany*

*La abracé y hundí mi nariz en su pelo, todavía no sabía si aquello era verdad o un sueño. No podía creerme que la tuviese de nuevo en mis brazos* Me alegro tanto de tenerte conmigo otra vez, solo desearía que nuestro hijo estuviera con nosotros…


_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Apolimia el Jue Jul 14, 2016 9:58 pm

Me encontraba en un estado de alteración que no había conocido desde hace tiempo, un estado casi agónico que me tenía de un humor lapidario, y todo Kalosis se estaba enterando de ello, el viento había comenzado a rezumar huracanado hasta en el más inhóspito rincón de aquel basto reino de Oscuridad, los cielos turbulentos eran atravesados por cegadores rayos de la tormenta que amenazaba con desatarse… y que pronto lo haría… sí, porque llovería sangre en Kalosis si no se apresuraban a desbloquearme y permitirme ver lo que estaba sucediendo en Katoteros, desde que mi Sfora se encontraba obstruida por los poderes de Archon, lo único que podía hacer era imaginarme al bastardo riendo y festejando con el resto de sus lambiscones en aquel reino que le pertenecía a MÍ Apóstolos y a nadie más.

Como una fiera enjaulada no hacía más que ir de un sitio al otro en la sala del trono, con aquella orbe brillante que no proyectaba más que nebulosas… Mi cabello se había tornado ingrávido y mis ojos se habían inyectado en sangre al tiempo que mi piel había palidecido hasta el punto que cada vena que me surcaba el rostro se había tornado visible adquiriendo un evidente relieve.

Mis charontes lo sabían, los daimons lo sabían, los ceredons y grigoris también estaban al tanto… Toda criatura que allí moraba era plenamente consciente de que el humor de la Diosa era el mismísimo reflejo del caos del universo; solo Sabine –fiel e irracional como nadie más- se atrevía a patrullar el terreno aledaño a mí, solo ella había osado dirigirme la palabra y solo ella sabía de la irritación que me había invadido desde el día en que finalmente la venda de mis ojos había caído y había acabado por descubrir la verdad sobre Styxx; había muchas cosas que aún debía hacer para reparar el daño que le había ocasionado a aquel muchacho.

Como diosa –entre muchas otras cosas- de la sabiduría era imperdonable que solo me hubiera guiado por los recortes parciales de la realidad que había recibido de mi Xiamara; en aquel momento cegada por el odio y el deseo de retribución –dos cosas que encajaban mejor en mi carácter- había cedido ante mis impulsos asesinos y había acabado por atribuirle al hermano menor de Apóstolos una carga que ni siquiera le pertenecía, había acabado por privarlo de lo que más amaba y felizmente había sostenido a su hijo no nacido en mis manos ensangrentadas mientras me regocijaba con la idea de devolverle algo del sufrimiento que él y su gente me habían causado… pero al final, esa pequeña parte de mi ser que aún conocía la compasión y el amor habían ganado terreno y le habían perdonado la vida a ese ser inocente de los pecados que, en aquel momento, creí que cargaban sus padres; afortunadamente lo había dejado vivir y ahora podría devolverle su verdad y su historia.

O eso podría hacer si de una jodida vez se apresuraban y me dejaban ver lo que sea que malditamente estuviera sucediendo en Katoteros… De momento solo podía armar un escándalo y dedicarme a seguir vislumbrando inútilmente la sfora.

De pronto sentí un jalón en mi interior, fue desgarradoramente doloroso y acabó por tirarme al suelo de rodillas mientras respiraba agitadamente y volvía aún más caótico el estado de Kalosis, todo tembló, todos los cristales del reino se volvieron añicos, las aguas se tornaron turbulentas e incontables peñascos de derrumbaron ante los truenos ensordecedores que por unos segundos se tragaron al reino de las tinieblas. Sin embargo a aquel enorme desasosiego, le sucedió una paz infinita, una sensación de liberación que me hizo sentir que una parte de mí que me había sido arrebatada antaño, regresaba al sitio de donde nunca debió desprenderse; y finalmente lágrimas de dolor pero principalmente de alivio se atrevieron a brotar de mis ojos ante la comprensión de que Archon había muerto definitivamente.

Permanecí incrédula durante algunos minutos intentando recuperar la compostura, mi respiración y mi pulsos desbocados aún se resistían a normalizarse, por lo que tardé en dejar de temblar e incorporarme del suelo para justo en ese segundo ver a una alterada Simi aparecer delante de mí y explicarme todo lo que había acontecido durante la batalla contra el Panteón Atlante; no pude evitar que una sonrisa cargada de emoción se me dibujara en los labios cuando ella mencionó que Dikastis era un dios de calidad que había peleado codo a codo con su Akri, y es que siempre lo había sabido; por ello mismo había sido al único ser al que había vacilado en castigar.

Cuando la joven charonte acabó con el relato, ambas destellamos de prisa hacia el Árbol de la Vida para que ella tomara las hojas necesarias para restablecer a Apóstolos.

Cuando ella desapareció me dediqué a restablecer el orden del reino con mis poderes, afortunadamente nadie fuera de Kalosis sabría del desastre que había ocasionado, de hecho por haberla estado liando aquí seguramente mi silencio se habría interpretado como una demostración de templanza y madurez… mucho mejor, que así siguieran pensando. Cuando Kalosis volvió a ser un sitio normal me permití proyectarme fuerza de mí misma, encontrándome con que por fin nadie restringía mi acceso a Katoteros.

Cuando me aparecí en aquel sitio logré escuchar la pregunta que formulaba Styxx, sobre las hojas del Árbol de la Vida, y me adelante a instruirlo.

-Retuércelas hasta que rezumen húmedas… Entonces deja caer nueve gotas en la boca de Apóstolos. –Sencillo. Así que la pregunta que aconteció me tomó por sorpresa ya que ni yo misma quería saber que ocurriría en caso de no seguir la indicación correctamente precisa para desvanecer el Ypsni- Mejor no lo averigüemos…-Sentencio dándole a saber que efectivamente no podía excederse de las nueve gotas establecidas.-

Pronto Apóstolos fue recobrando su estado normal, normal ante la perspectiva humana, ya que según mis propias apreciaciones, lo normal era el aspecto con el que había nacido y que ciertamente le sentaba mucho mejor a su papel como Heraldo del Telikos, pero como nadie me estaba preguntando por mi punto de vista sino que se dedicaban a bromear o dedicarse epitafios empalagosos, entonces decidí que mi proyección debía alejarse un poco para darles su privacidad; aún así pude escuchar cada una de las palabras que se dijeron y cuando la recién restablecida pareja pre-destinada, mencionó el detalle de tener a su hijo consigo, supe que había llegado la hora de ofrendarles aquella verdad que durante eones había guardado solo para mí.

-Esto… Con respecto a eso… -Cuando la mirada del muchacho volvió sobre mí a inquirió saber lo que pasaba, me adelanté a recordarle lo que le había prometido.- ¿Recuerdas la promesa que te hice? –Cuando él repitió aquellas palabras que le había otorgado, asentí mientras me dedicaba a explicar lo que había sucedido en aquel entonces. – No maté a tu hijo. Quería hacerlo, desesperadamente… pero cuando bajé la mirada a aquel bebe tan pequeño y hermoso, no pude evitar ver a Apóstolos en él y finalmente no fui capaz de dañarlo… -Susurré mientras los recuerdos de aquel día acudían a mi mente y se repetían, recrudeciendo las memorias de una jornada fatídica que la mayoría de los presentes hubiéramos preferido olvidar. Entonces Bethany inquirió saber por el destino de su Galen y mis ojos se clavaron en aquel hombre que tan bien conocía y se había criado a mi lado. 

Cual si fuera el giro inesperado de una de una SOAP de las que tanto le gustaban a Simi, todos quedaron incrédulos ante la revelación de que Urian en realidad era Galen y todo sobre su nacimiento era una mentira. En especial él mismo que insistió en que había nacido antes de la muerte de Styxx y Bethany, por lo que debí aclararle lo sucedido realmente.


-Strykerius te dijo eso para ahorrarte el dolor de saber que tú y tu hermano eran los primeros Apólitas nacidos malditos. Desde luego que fue mi culpa, ya que yo escogí intencionalmente el vientre de la esposa de Strykerius por considerar la venganza perfecta contra Apolo que este tuviera que cuidar como su nieto al hijo de Styxx, siendo lo que le había hecho tanto a él como a Aricles. Por supuesto que yo no tenía idea ni podía imaginarme que él maldeciría a todos los apólitas a causa de la muerte de una mujer que ni siquiera podía soportar. Al igual que en el caso de Apóstolos y Styxx que compartieron un vientre, tu sangre se mezcló con la del verdadero hijo de Strykerius y eso te hizo una parte de él. Es por eso hijo mío que tú eres el único ser que es en parte humano, atlante y apólita y llevas en tus venas la sangre del panteón Atlante, el griego y el egipcio… un cóctel molotov para el inminente apocalípsis… -

Desde luego que él quiso saber si su otro padre sabía del asunto y yo no estaba dispuesta a mentirle a esta altura del partido, por lo que asentí y me dispuse a explicarle.

- Mucho tiempo atrás, cuando creciste y él se preguntó por algunas de tus habilidades intensificadas, le dije que eras muy especial para este mundo, pero no quienes eran tus verdaderos padres. Tu linaje único fue por lo que las almas malvadas por las que viviste no te infectaron para nada. El por qué podías aguantar más tiempo entre alimentaciones que otros de tu especie, y por lo que tu sangre sustentaba a Phoebe mientras ella vivía. Es también el por qué Strykerius te cortó el cuello en lugar de clavarte un puñal en el corazón. A diferencia de otros daimons, no habrías muerto de una herida en el corazón. Sólo la pérdida de sangre te habría matado en aquel momento.


Muchas preguntas y reconociliaciones comenzaron a sucederse, ahora había mucho que decir por todo lo que no había sido dicho en tanto siglos, por lo que mi proyección regresó hacia Apóstolos para ofrendarle un abrazo intangible antes de comenzara desvanecerse de regreso a mi cuerpo dejándolo a él con esta nueva porción de nuestra familia que estaba naciendo en este momento.

-Pese a todo el dolor que fue necesario transitar hasta aquí… Me alegra que finalmente puedan ser felices y tengas a tu hermano de regreso… M’ghios… Eso me da esperanza de que algún día quizás no muy lejano, también puedas tener contigo por fin a tu madre… Esperaré por ese día Palatimos… No me daré por vencida hasta entonces… -Le susurro antes de esfumarme por completo al retraerme de regreso a mi cuerpo en Kalosis.
avatar
Apolimia

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 19/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Styxx de Didymos el Dom Jul 17, 2016 8:23 pm

*Por raro e inesperado que pareciera, no podía guardarle ningún rencor a Apolimia, así como tampoco Bethany podía, estábamos demasiado felices por haber vuelto a reunirnos. Había recuperado a mi mujer y a mi hijo, no podía pedir más. Los demás se habían ido retirando para darnos algo de privacidad pero todavía no era momento de ponernos al día, había mucho por hacer aun*

*Puse a Bethany al corriente de cuanto tiempo había pasado exactamente desde que se había convertido en piedra. Ella miró a mi brazo donde, durante mi exilio había tallado sus nombres en mi piel, ella conmovida se puso de puntillas para besarme pero fuimos interrumpidos por Urian en seguida, afirmando que si ya de por sí el gesto sería incómodo en una situación normal, siendo sus padres lo hacía todavía más incómodo para él presenciarlo.*

*Bethany estaba deseosa de ponerse al día con Urian pero teníamos dioses todavía de los que ocuparnos así que volvimos al templo principal, donde Ash estaba sentado en el trono de Archon mientras que algunos ya se habían marchado. Pedí a Acheron que nos pusiese al día pero Simi se encargó de ello protestando porque su akri no la dejaba comerse a nadie*

*Su infantil respuesta me sacó una sonrisa mientras que a Beth la dejó más que confundida* Luego te hablaré de Simi. *Acheron terminó de explicarme lo que pensaban hacer con los dioses y a cuales, si yo estaba de acuerdo, perdonaríamos. Estábamos de acuerdo en todo salvo en una cosa. Nadie sabía qué hacer con el cerdo de Apolo, no podíamos matarle ya que su vida estaba ligada al sol y por tanto a toda la vida en la tierra así que debíamos ocuparnos de él de alguna otra forma. Y yo tenía la idea perfecta*

*Junto con Urian, nos destellamos en el jardín de Apollimia e hicimos que Apolo, atrapado por una de las diktion de Artemisa se arrodillase frente a la diosa quien indignada por la súbita irrupción en su jardín exigió saber de qué se tratataba aquello* Vengo con regalos, mi señora. En el pasado, como Aricles te prometí traer a Apolo ante tí tras derrotarlo, lamento haber tardado tanto. *Zephyra apareció en seguida buscando un turno con el nuevo regalo de Apolimia, quien prometió que no le mataría pero se divertiría mucho con él*

-Troo a peridromo *Come hasta el hartazgo, le dije a Apolimia como una vez Dionisio había dicho al entregarme a Apolo. Junto con Urian nos destellé de vuelta con los demás al templo principal, dejando a Apolimia disfrutar de su nuevo juguete.*

*Al volver Bethany sostenía a Bas en sus brazos mienttras el pequeño me saludaba. La visión de ella con un bebé en brazos era increíble y dolorosa al mismo tiempo, pero afortunadamente ahora, con Urian a mi lado era menos doloroso. Aunque me ofrecieron tomarlo en brazos lo decliné con humor, todavía no estaba preparado para sostener a un bebé en mis brazos*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Mar Jul 19, 2016 11:22 pm

Cuando todo habia terminado era hora de renacer como persona, era hora de unir todas las mitades y volver a ser quien un dia fui. O eso es lo que le entendi a Maa't cuando me llevó junto a Styxx a la isla de Savitar donde me senti tan desorientada como desde que me devolvieron a la vida pero todo se tambaleaba abriendo mis ojos como platos cuando una imagen de mi misma descansaba sobre la cama de una de las habitaciones de aquella casa.

Atendí atentamente a las palabras de la diosa que aseguraba que Leto solo había despertado mi parte más vengativa para que acabara con Styxx pero que era hora de juntar esa parte que era Batymaas con la de Bet'anya.

Mi mayor temor era no seguir siendo la misma pero ella me confirmó que lo seguiría siendo con la unica diferencia que a partir de ahora podría volver a ser feliz. Eso me llenó de fuerzas...eso y que Styxx me habia prometido que estaba a mi lado y que seguiría ahi cuando todo acabara.

Siguiendo las indicaciones de Maa't, me acerqué a la cama tumbándome sobre aquella figura cerrando mis ojos. En un principio no sentí nada hasta que un calor abrasador empezo a apoderarse de cada centimetro de mi cuerpo, pasando por sangre hasta que empecé a ver estrellas cayendo de golpe y mis ojos se abrieron de par en par.

- ¿Qué ha pasado? -pregunte toda desorientada pero los recuerdos seguían ahí y poco a poco se hicieron paso en mi mente. Me senté despacio en la cama mirando a las dos personas que me acompañaban pero Maa't después de asegurarse que habia vuelto me dio un suave beso en mi mejilla marchándose dejándome a solas con Styxx.

Él se sentó a mi lado con cuidado, temeroso de que todo esto fuera un sueño y yo no fuera real, podía verlo en sus ojos. Alcé mi mano acariciando su mejilla con suavidad.

-Lo siento -susurré con suavidad- ahora ya puedes decir que todos los miembros de tu familia hemos intentado de matarlo -dije compujida pero no pude evitar una sonrisa cuando me dijo que todos menos Urian. Eso era verdad pero sabía que nuestro bebé de 11 mil años no le haría daño.

También era momento de dejar el pasado atrás queria volver a ser de Styxx y que él fuera mío como si no hubiera pasado el tiempo porque aunque para mi parecía que fue ayer cuando estuve con él para él habían pasado siglos de soledad, de dolor y tristeza por la perdida de su familia.

Nos entregamos mutuamente hasta acabar exhaustos, jurándonos ese amor eterno que habia superado todas las adversidades que podían superarse y las que estaba segura que seguirían pasando. Siempre tuya, Styxx. Esas fueron mis palabras mientras su "Eternamente tuyo" hacia que mi corazon golpeara con fuerza en el centro de mi pecho relajándonos el uno contra el otro por fin.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Acheron Parthenopaeus el Jue Jul 28, 2016 6:40 pm

El parto de Tory. La familia crece: Theron llega a nuestras vidas.
http://dhns-spanishrp.foros-activos.com/t102-la-familia-crece

_________________
avatar
Acheron Parthenopaeus

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 22/10/2015
Localización : New Orleans, LA

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 09. El renacer

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.