Dark-Hunter NS Official-Spanish RPG +18

15. Cuando uno más uno son tres

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Styxx de Didymos el Miér Jul 20, 2016 6:50 pm


-Estate quieto, Skylos… Que me estás pisando cierta parte de mi anatomía que me gustaría conservar *le digo al perro, algo molesto por tenerlo medio sentado sobre mí, aplastándome, mientras sus patas delanteras y su cabeza descansaban en el jergón* Encima de que me vas a poner toda la cama perdida de pelos y de arena me estás clavando la pata en… *resoplo frustrado, cambiando de postura*

*El perro estaba aterrorizado por la extraña y poco frecuente tormenta eléctrica que arreciaba fuera de la tienda, que se movía impetuosamente debido al fuerte viento que había fuera. El caballo y el camello parecían estar más tranquilos en la especie de cobertizo improvisado que les había construido, pero Skylos no hacía más que lloriquear y pegarse a mí como una lapa*

*Aun con el perro sentado de una forma más que extraña sobre mi regazo, me incorporé y tomé mi cuaderno dejando que mi mente vagase por recuerdos de antaño mientras el carboncillo plasmaba en el papel uno de los momentos más felices de mi vida. Ya no tenía a mi #Bethany conmigo pero al menos aun conservaba su recuerdo.*

~10 de marzo, 9527 a.C.~
*Mientras caminaba por el palacio mi padre intentaba convencerme de que le hiciese un regalo a Ryssa para que se le pasase el enfado conmigo, pero estaba seguro de que ningún regalo aplacaría su odio hacia mí. Luego me advirtió violentamente que no volviese a agraviar a Apolo. El dios, que estaba esperando entre las sombras a que mi padre se marchase, apareció ante mí justo cuando mi padre dio media vuelta para irse*

*El dios estaba empeñado en no dejarme ni un momento de paz a pesar de haberme liberado seguía teniéndome entre la espada y la pared ante la posibilidad de que volviese a poner un impostor en mi lugar. No podía permitirlo, eso podría poner a Bethany en peligro, así que soporté las burlas de Apolo y no solo sus burlas. El dios no estaba de muy buen humor y tenía toda la intención de pagarlo conmigo a juzgar por la brutalidad con la que hundió sus colmillos en mi cuello.*

*Un par de días después, cuando por fin Apolo me había dejado en paz y mientras me recuperaba, mi padre me despertó tirándome un balde de agua fría encima. Por suerte Galen llegó a tiempo para darle una excusa creíble por mi ausencia, así que el rey le creyó y se marchó sin más. No sabía qué haría sin Galen, por suerte siempre podía contar con él para cuidarme y apoyarme cuando más lo necesitaba. Cuando se fue para buscarme algo que pudiera comer, me recosté en la cama intentando comer unas manzanas que tenía guardadas en el cajón pero mi dentadura dolía por los golpes de Apolo. Tenía que buscar una forma de librarme de él y costase lo que me costase algún día me vengaría por todo lo que me había hecho*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Mar Ago 23, 2016 7:51 am

DIARIO DE LA PRINCESA DE TEBAS
~23 de Marzo de 9527 a. C.~

Desde que me habia enterado de mi embarazo, nada más había rondado mi cabeza de como decirselo a Styxx. Pero siempre surgía algo que me echaba para atrás pero esta vez no sería asi y yo encontraria la forma de decirselo antes que se me notara más.

Así que era hora de tomar el toro por los cuernos y aunque aun quedaban un par de horas para nuestra cita en la soledad de la cabaña que se había vuelto nuestro hogar, me dirigí donde él solía entrenar junto a Galen. Como cada vez que cambiaba para ser una humana más, perdi el poder de mi vista pero podía oír las bromas que Styxx y Galen se gastaban mientras entrenaban, los choques de las espadas y escudos. Estando allí parada me resultaba divertido oírles sin que se percataran de mi presencia hasta que Dynatos se me escapó para ir a "salvar" a Styxx de su atacante Galen.

Después de compartir unas bromas entre los tres, el viejo instructor de Styxx se alejó dejándonos solos. No hacía más que darle vueltas a mi cabeza e incluso le maree con la extraña idea de si no me notaba nada diferente.

Pero parecía ser que eso de que una mujer embarazada estaba más bella era un mito falso porque él seguía como si nada por muchas vueltas que le diera, así que lo mejor era decirlo de otra manera.

—¿Cúando uno más uno son tres? —Le pregunté con una leve y nerviosa sonrisa que en seguida se borró al no oír nada. Temí hasta que hubiera salido corriendo pero en seguida demostró que estaba ahi conmigo y que no había noticia que le hiciera más feliz. Y aunque él sabía mis pensamientos sobre las ataduras, aun así se atrevió a pedirme que me casara con él.

Miedo, tenia miedo de aceptar pero no por él, no porque no le amara más que a mi vida, si no por lo que se vendria cuando mi padre se enterara, cuando él supiera quien era mi familia. El temor a que me odiara por ser quien era, se pronunció en mi pero sabría como librar con todo esto impidiendo que se alejara de mi.

Queria a Styxx en mi vida, quería  a mi príncipe conmigo y al pequeño bebé que esperaba. Solo en ese momento en el que los dos estuviéramos solos con nuestro hijo, formando nuestra familia todo seria perfecto y no importaba nadie más, ni su familia ni la mía.

Entre broma y broma, los dos sellamos nuestra promesa con un beso. Ahora era tiempo de pensar de como enfrentaba a mi familia para contarles mi estado y que mi padre no quisiera matar a Styxx.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Styxx de Didymos el Mar Ago 23, 2016 11:56 pm

~3 de abril, 9527 a.C.~

*Un encuentro fortuito entre Acheron, que sostenía en sus brazos a Apollodorus, y yo en el pasillo había propiciado, para no variar un encontronazo con Ryssa. En medio de la discusión pude por fin confirmar que era Acheron quien me había apuñalado y cuando se lo recriminé se abalanzó contra mí para intentar golpearme. Para hacer mi día todavía más desagradable, mi padre, haciendo gala de su don de la oportunidad, llegó y nos vio pelear. Exigió saber lo que había pasado y mientras yo intentaba sacarle hierro al asunto Ryssa me acusó de estar conspirando para matar a mi padre. Como hermana era un asco pero desde luego como cizañera era la reina.*

*El estúpido de mi padre la creía, así que harto ya de todos ellos me saqué la corona y se la di a mi padre pidiéndole que se la metiese por donde le pareciera, que a mí no me importaba. Ryssa gritó que sabían la verdad y con ello no hizo más que aumentar mi ira* No sabes nada, perra estúpida. Ninguno de vosotros, y he terminado con todos

*Xerxes ordenó a los guardias que me apresaran pero solo uno de ellos fue lo suficientemente estúpido como para intentarlo* De verdad crees que me puedes apresar? *Desarmé al guardia en un abrir y cerrar de ojos y lancé la espada hacia mi padre, haciendo que quedase incrustada en la pared justo detrás de él para sorpresa del rey* Si te quisiera muerto, majestad, lo estarías desde hace tiempo y yo habría tomado tu corona… *Disculpándome con mi sobrino, que ahora lloraba disgustado por todo el alboroto, tomé mi caballo y salí de palacio para calmarme…*

*Horas más tarde, cuando regresé, mi padre me paró para preguntar seriamente por la acusación de Ryssa y me aclaró que no desconfiaría tanto si no viese odio en mis ojos cada vez que le miraba. También me recriminó el aprecio que tenía por Galen lo cual fue más de lo que pude soportar y terminé echándole en cara todos sus desprecios y alabando el apoyo que Galen me había prestado durante toda mi vida mientras que lo único que había recibido de él eran palizas* -Galen, es el único padre que he conocido… *Antes de que pudiera retirarme mencionó que estaba intentando concertar un matrimonio para mí pero le dije que podía cancelarlo todo pues ya estaba prometido con Bethany*

*Su cara ardía por la ira, era una campesina y jamás la aceptaría pero me importaba un comino su opinión. La única mujer con la que iba a casarme era Bethany y se lo dejé muy claro antes de irme*

_____________________________________________

*Días más tarde salí con Galen al mercado, había algo muy importante que debía comprar en la joyería. Mientras yo observaba los anillos que me mostraba el joyero, Galen apareció con el anillo perfecto para Bet, con un zafiro azul celeste que encajaría perfectamente en su mano. Después de comprarlo, salimos del puesto y mientras caminábamos por el mercado, Galen me empujó hacia otro puesto. Iba a protestar cuando me di cuenta de que algo húmedo se deslizaba por mi pierna. Era sangre, me giré justo a tiempo para atrapar a Galen antes de que cayese al suelo. Alguien había seccionado su arteria femoral y aunque grité que llamasen a un médico sabía que no llegaría a tiempo*

*“Ningún hombre debe sobrevivir a su hijo… Esta vez terminó de la forma que debía ser, mi querido hijo está a salvo… Has hecho que me enorgullezca”… Las últimas palabras de Galen no hicieron otra cosa que confirmar lo que ya sentía en mi corazón mientras él daba su último suspiro. Él era el único padre que había tenido y ahora lo único que podía hacer era ocuparme de que se le diese el respeto que merecía. Así que lo tomé en brazos, ya inerte y lo llevé al palacio sin importarme las protestas de mi padre cuando nos vio. Ni siquiera contesté, no podía, así que solo le llevé a mi cuarto para hacer los preparativos*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Miér Sep 21, 2016 11:32 pm

~El Diario de la Princesa de Tebas~
Aun retumba en mis oídos las voces de los dioses al proclamar por Katoteros que otra vez habían fallado en matar al príncipe Styxx. El odio y la rabia por cada uno de ellos se apoderó del centro de mi ser pero no podía ahora ocuparte de todos ellos, tenía que estar al lado de mi príncipe porque en su intento, habían matado al bueno de Galen. Styxx debía estar debastado y necesitaba mi apoyo, mi consuelo, mi compañía.

Lo más deprisa que pude, me trasladé al palacio de Didymos en busca de Styxx pero no di dos pasos allí cuando la voz de su hermana me detuvo. No tuvo ni qué decirme quien era ella, esa prepotencia era la misma que tantas veces mi príncipe me había descrito. Traté de pasar por encima de ella para ir en busca de Styxx pero no me lo permitió, hasta osó a insultarme llamándome prostituta sin darse cuenta que la única que había vendido su cuerpo a alguien había sido ella.

Viendo que no iba a ser capaz de entrar o no en esta ocasión vestida como una vulgar campesina me dirigí a ella prometiéndola que volvería y nos volveríamos a ver las caras. Agarré a Dynatos antes de que se lanzara sobre ella, saliendo de allí para marcharnos.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Styxx de Didymos el Miér Sep 28, 2016 5:13 pm

*Había escuchado ladridos así que salí al pasillo y me encontré a Ryssa que de muy malas formas dijo que Bethany había estado allí. Estaba harto de que la insultase y hablase mal de ella así que le advertí a Ryssa que no volviese a hacerlo o haría que la desterrasen*

*La muy estúpida trató de golpearme, pero ya había tenido suficiente, no se lo iba a permitir más así que la agarré de la muñeca. Ella me preguntó qué creía que Apolo me haría si la lastimase. Indignado, no pude morderme la lengua antes de contestarle* No lo sé, le preguntaré la próxima vez que me acorrale para manosearme. *Antes de que siguiese probando mi paciencia me fui a terminar de preparar a Galen para el funeral*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Miér Sep 28, 2016 10:16 pm

—¿Maahes? —grité furiosa por el episodio que acababa de vivir en Didymos al intentar ver a Styxx. Nadie podía tratarme como la estúpida de Ryssa lo había hecho y tenía la necesidad de vengarme.

Mi primo no tardó en aparecer ni dos segundos, llenando el espacio con sus dos metros de altura. Le hice una petición sencilla. 20 hombres de los más grandes y corpulentos de su ejército que me ayudara a entrar en el palacio de Didymos y demostrarle a su princesa que conmigo no se jugaba. Pensando que empezaríamos una guerra contra Didymos, se le iluminaron los ojos al dios de la guerra que tenía en frente, con esa sonrisa juguetona que se desvaneció con un suspiro de desilusión al quitarle esas ideas de la cabeza. Me ofreció de todo para conseguir que entrara en el palacio por la puerta grande y esa entrega era la que me hacía ver que era imposible no querer a ese hombre.

Después de quedar en el puerto con Maahes, me traslade buscando a mi tia Ma'at. Ella sería la que se encargara en cambiar mi apariencia y convertirme en la princesa Egipcia que era. Nada más aparecer frente ella, solo tuvo que poner su mirada sobre mí y saber de mi estado de buena esperanza tratando de callarla, nadie podía enterarse o no todavía, aun tenía que realizar ciertas cosas y todavía no era el momento propicio.

Después de explicarla mi plan, no tardo nada en engalanarme con sus mejores galas. Seda y oro brillaba por todas partes y al mirarme no pude dejar de esbozar una amplia sonrisa por el resultado. La campesina que Styxx había conocido había muerto dando paso a la Diosa...no, a la Diosa no...a la Princesa de Tebas.

Lista para darle una lección a la engreída de Ryssa, me despedi de Ma'at para ir al puerto donde me esperarían los 20 hombres que le había pedido a mi primo y las barcazas en las que llegaríamos a Didymos. Cuál fue mi sorpresa cuando Maahes se encontraba allí, vestido como el guerrero que era.

—¿Vienes? —pregunté con curiosidad y un tanto de ilusión en la mirada por esa expectativa. Cuando me lo confirmó asegurándome que no se perdería esto por nada del mundo le di un fuerte abrazo asintiendo poniéndonos en marcha. Era hora de reclamar lo que era mío en la vida de mi príncipe.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Styxx de Didymos el Miér Sep 28, 2016 10:25 pm

*Un golpe en la puerta me volvió a interrumpir. Era un guardia para avisarme de que mi padre quería verme. Cuando acudí a verle me dijo que íbamos a recibir una visita según había dicho un emisario egipcio y Xerxes creía que podría ser por parte de Nefertari.*

*Cuando la impresionante comitiva apareció quedé atrás mientras mi padre y mi hermana salían a recibirles. Yo no tenía ganas, solo quería ocuparme de Galen, pero aun así pude contar unos veinticinco hombres y una mujer ricamente vestida. Los destellos del oro que les engalanaba tanto a ellos como a la litera que portaban con la mujer eran cegadores. Entonces un hombre vestido como un león ayudó a bajar a la mujer*

*No fue hasta que ella pasó de largo a mi padre y a Ryssa groseramente que pude ver quién era* ¿Bethany? *La arrastré a mis brazos dejando que me consolase por la pérdida de Galen pero fuimos interrumpidos. Mi padre exigía saber quiénes eran y qué estaba pasando. Y el imbécil de Apolo desafiaba al hombre que había acompañado a Bethany allí, pero al parecer el hombre, al que llamaron Maahes, no tenía ningún miedo del dios.*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Bet'anya Agriosa el Miér Sep 28, 2016 10:53 pm

Mi entrada en el palacio de Didymos fue tal cuál había deseado. Impactante. Tanto fue así que llamamos la atención de los dioses griegos apareciéndose allí Apolo junto a su hermana Atenea. Pero ni mi primo ni yo estábamos nada intimidados por su presencia pero antes de que estallara una guerra, me apresuré a decirles que veníamos en son de paz y como ellos no eran los importantes volví mi atención a Styxx hundiéndome entre sus brazos haciéndole ver que él era mi único motivo para que estuviera allí.

Él necesitaba mi apoyo y esta vez me había jurado que no le fallaría.

Mi principe tiró de mí apartándonos de todas las miradas indiscretas buscando esa intimidad que en ese momento necesitábamos. Tanto el padre de Styxx como su hermana no apartaron sus miradas de nosotros pudiendo oír como Apolo se encargaba de poner al día al rey sobre quien éramos nosotros, terminando Xerxes por reprender a su hija por haberme echado de palacio más temprano lo que me lleno de una grandísima satisfacción.

Una vez dentro mi cuerpo se estremeció al darme cuenta de lo que Styxx había estado haciendo. Había estado preparando el velorio de Galen sin ayuda de nadie y eso le estaría matando por dentro. Mientras caminábamos, cuatro hombres entraron en la sala para continuar con los preparativos pidiéndole a Styxx que les dejará hacer que yo me encargaba de todo y me dejara cuidarle.

Después de ponernos al día de como estábamos llegó la pregunta que tanto me temía. ¿Quién era mi padre? No sabía ni como explicárselo teniendo en cuenta de como se habían comportado con él el año que lo habían tenido recluído en Katoteros y la realidad es que esas personas eran mi familia.

Respiré hondo, apretando sus manos suplicando para mis adentros que no me dejara por esto.

—Mi padre es el Dios Set —susurré dejando que el tiempo pasara. La respiración se me cortó y más cuando él no dijo ni una palabra, ni un movimiento, no podía leer en ese silencio su estado emocional de ese momento y tuve que llamarle para asegurarme que seguía allí, a mi lado.

_________________
avatar
Bet'anya Agriosa

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/DHNS.OfficialSpanishRPG/

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Styxx de Didymos el Miér Sep 28, 2016 10:58 pm

*Durante un rato no pude respirar. Justo lo que me hacía falta, otro dios jodiéndome la vida y odiándome. Encima Set no era precisamente un dios pacífico, debería haber sabido que mi suerte no mejoraría. Mientras yo cavilaba en el enorme catálogo de torturas que el dios planearía para mí cuando se enterase, Bethany me pidió aterrada que no la odiase por ocultármelo. Al ver su expresión me sentí como una mierda así que la atraje a mis brazos* No te odio, no puedo hacerlo… Gracias por venir *suspiro*. Y yo comprándote un perro para protegerte, ¿se puede ser más estúpido?

*No lo necesitaba, de hecho ni siquiera necesitaba un esposo y aun así allí estaba ella, dispuesta a casarse conmigo cuando podría haber tenido a cualquier hombre en el mundo. Pero yo era el cabrón afortunado que la había conseguido y no podía amarla más*

_________________
avatar
Styxx de Didymos

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 24/10/2015
Localización : Katoteros, Palacio Atlante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 15. Cuando uno más uno son tres

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.